39

Hace 1 mes, tuve que decir “nos vemos pronto” a una de las personas que más amo en mi vida, siempre me dije a mi misma que no creía poder estar lejos con una persona a quien yo quisiera ver todos los días de mi vida, como lo había estado haciendo hasta hace un par de meses.

Pasaron los meses, las semanas, los días, los minutos y llegó aquél día en que tuvimos que despedirnos, planeando vernos lo antes posible. Fue un día bastante difícil en el sentido de nunca antes haberlo vivido.

Y es en estos días en los que me he puesto a pensar que somos dos personas, con sueños y metas por alcanzar, que uno no puede ser barrera u obstáculo para otra persona, que sin dudarlo somos dos mundos, cada uno con sus respectivas características que nos hacen valorarnos y querer estar juntos, apoyarnos en todos nuestros planes, pero que en determinado momento, la vida te puede poner a prueba, pero no hay prueba o situación en la que uno no pueda saber llevar las cosas, todo está en querer y en cuantas ganas le pones. El panorama en el momento, no miento, es una balanza, por el no saber qué pueda pasar, o qué podrá suceder, pero el atreverse a tomar la decisión de ¡va, lo hacemos!, es  de no pensarlo y simplemente dejar que las cosas sucedan. Cuando menos uno se lo espera, es cuando las oportunidades y los cambios llegan, y considero que este momento no estaba en mis planes, desde el día en que me sorprendió con la noticia hasta dejarlo en el aeropuerto, pero sé que ha sido nuestra mejor decisión y que de esta manera uno aprecia todos los momentos vividos en pareja, los recuerdos que se quedan en uno mismo pasean en mi mente una y otra vez, canciones, chistes, recuerdos, también sirve a uno para pasar más tiempo con la gente que te rodea y hacer cosas que se habían quedado pendientes. Ahora los días se basan en estar pendiente de las llamadas, los horarios en mi país, el despertar y anochecer, sólo para dar el ¡Buen día o que descances!, ponernos al tanto de lo que hacemos sin contar los minutos que nos dediquemos, todos esos detalles que hacen la diferencia, hacen única la relación.

Es díficil y complicado, claro que lo es, y es un gran compromiso, pero no está de más intentarlo.

Planeando el vernos lo más pronto, comencé a buscar vuelos, y en menos de lo que imaginé y sin pensarlo dos veces compré el boleto. Así que próximamente estaré compartiendo los lugares a los que pensamos ir, porque SFO tiene unas vistas espectaculares!, así como también cuando esté por allá les platicaré de mi estancia.

Realmente para el amor no importa la distancia, importan las ganas de estar con esa persona, y aún sin verlo, un mensaje de esa persona te hará sonreír a pesar de estar lejos. Dirá la gente que me ve… qué se trae esa loca, riendo sola con su celular, pues qué otro motivo sino es él, mi sonrisa…es la que crea mi amigo, mi mejor amigo, mi cómplice, mi novio.

Pam Ibarra1444590995780

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s